La Pavilla


Es uno de los paseos más bonitos que tiene Nigüelas , es una vereda que acompaña a la acequia por la que llega el agua del río hasta un partidor del siglo XVIII, en el que se parten las aguas para Durcal por la acequia mahina y Nigüelas por la red de acequias que corren como venas bajo todas las calles llegando a las fincas o hazas que ha sido la forma de vida que han
tenido las gentes de este lugar.

En esta zona hay varias cuevas que nuevamente se han vuelto a ocupar.

En las zonas en que había tierra la acequia estaba hecha en la tierra pero en los lugares donde estaban los tajos de piedra estaba colgada ( dos troncos abajo ,dos a los lados y en las uniones, tierra, para que no se vaciara el agua entre los troncos, estos a su vez sustentados por troncos verticales para mantener el nivel de la acequia.

Durante la dictadura de Primo de Rivera , con motivo del arreglo de la llamada carretera vieja se hacen mejoras de infraestructura ,solicitando el municipio la creación de las galerías a través de la piedra, por donde actualmente pasa el agua, para dejar inutilizada la
acequia a través de los troncos por el continuo problema de mantenimiento que suponía

.

Turismo Rural en Nigüelas – Valle de Lecrín